Utilizando chorro de agua a presión mezclada con polvo de bicarbonato (específico para uso dental) o polvo de glicina con fosfato tricalcico, para pacientes con resecciones gingivales (raíces expuestas) y sensibilidad.