¿CEPILLO ELÉCTRICO O MANUAL?


cepillo-manual-cepillo-electrico

Cepillos de dientes eléctricos en comparación con los cepillos manuales para preservar la salud de la boca.

Una buena higiene bucal se consigue con un cepillado bien hecho que elimina la placa (una película pegajosa que contiene bacterias); ésta es la principal causa de la gingivitis (inflamación de las encías) y está implicada en la progresión de gingivitis a periodontitis, una forma más grave de la enfermedad. Las enfermedades de las encías y las caries son las principales responsables de la pérdida de dientes.

Es importante saber si cepillos eléctricos son más eficaces que los cepillos normales (manual) para eliminar la placa, y si su uso reduce la inflamación de las encías (gingivitis) y previene o retrasa la progresión de esta inflamación a la periodontitis.

Una revisión que incluye 56 estudios, sobre la comparación entre los dos tipos de cepillo, publicados desde 1964 hasta 2011, observaran que hay beneficios en el uso del cepillo de dientes eléctrico en comparación con el cepillado manual.

Aunque con ambos tipos de producto se puede hacer un cepillado dental eficaz siguiendo ciertas recomendaciones básicas, “determinados cepillos eléctricos son mejores que los cepillos manuales”.

Por otro lado, cuando se utiliza un cepillo eléctrico el riesgo de abrasión del diente es menor, porque estos aparatos tienen un mecanismo de control de la presión que los hace menos proclives a erosionar la superficie de los dientes.

“Se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos suelen estar entre un 20 y un 40% más de tiempo cepillándose los dientes”. Este mayor tiempo de cepillado puede estar relacionado con ciertos factores, como que la gente se canse menos o esté más motivada para la higiene bucal.

Eso no quiere decir que todos los cepillos eléctricos sean mejores o que no se pueda mantener una buena higiene bucal con un cepillo manual.

Aún así hay algunas circunstancias puntuales en las que puede ser más conveniente utilizar un cepillo manual.

Una de ellas, por ejemplo, es después de una cirugía, cuando hay puntos de sutura o existe una zona dolorida. En ese caso un cepillo manual de cerdas ultra suaves permite un cepillado más suave, en el que el usuario puede controlar mucho mejor la velocidad y el cuidado con el que limpia la zona sensible.

Por otro lado, en algunas personas que llevan ortodoncia se recomienda que el paciente utilice un cepillo manual, no se prohíbe el eléctrico pero en este caso debe utilizarlo con mucho  cuidado, porque se puede desprender un alambre o un bracket con el cepillado.

imagesO8AOXSOA

untitled

 

En el caso de los niños, no hay motivo por el que no puedan usar un cepillo eléctrico. Sin embargo, la fidelización con la técnica del cepillado cuando son más pequeños suele hacerse con un cepillo manual, debido a que hay una oferta mucho mayor de cepillos manuales adaptados al tamaño de la boca y las manos de los niños.

baby-brushing-teeth